En nuestros apartamentos de obra nueva Residencial Costa Ibiza instalaremos sistemas de Aerotermia que son altamente eficientes y contribuye a mejorar el medio ambiente sin prescindir de la calidad de vida. Son bombas de calor de última generación diseñadas para aportar refrigeración en verano, calefacción en invierno y, si se desea, agua caliente todo el año. que nos ofrecen la calefacción, el aire acondicionado y el agua caliente.

En este artículo os queremos explicar cómo funcionarán y cómo es posible que el ahorro en tu nuevo apartamento sea incluso superior a un 70% que con otro tipo de instalaciones.

 

Sistemas de aerotermia - Obra nueva - Residencial Costa Ibiza

 

¿Cómo funciona?

Extrae energía contenida en el aire, incluso con temperaturas exteriores bajo cero y la transfiere a la habitación o al agua corriente.

Esto se consigue mediante el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante para extraer calor del aire exterior.

 

 

Ventajas de la aerotermia

– Alta eficiencia. Consume menos energía (kWh) que los sistemas de calefacción tradicionales y eso se aprecia en la factura mensual.
–  Es una energía renovable y por lo tanto sostenible.
–  No requiere casi mantenimiento, es como un electrodoméstico más.
–  No produce combustión (no hay caldera). No hay humo ni residuos. Es más segura.
–  Toda la casa puede funcionar exclusivamente con electricidad, sin necesidad de contratar gas o suministros de combustible. Puede ofrecer aire acondicionado.
– La instalación aerotemia es mucho más sencilla y mejor que una de funcionamiento con energías no renovables.
–  Se pueden combinar sus salidas (radiadores tradicionales, suelo radiante, bombas de calor, etc.)
–  Es la calefacción con menor consumo energético.

Desventajas

–  Su coste inicial suele ser más alto (aunque se compensa a lo largo de los años con el ahorro en consumo).
–  Requiere de una unidad en el exterior de la vivienda.

Aerotermia es ahorro

La instalación aerotermia sustituye a los sistemas tradicionales por su ahorro, seguridad y confort, sustituye a la caldera de combustión tradicional (carbón, gas o gasóleo), calderas de condensación y calefacciones eléctricas por resistencia.

La energía que extrae del aire es gratuita

Sólo se paga por el consumo eléctrico, que puede llegar a ser tan solo el 22% de la energía aportada. Gracias a este bajo consumo energético frente al gas, el gasoil, fuel-oil, propano, pellets, etc., es ya la solución energética en la mayoría de edificios de oficinas, aeropuertos, cines, clínicas y para viviendas que cuidan su eficiencia energética.

Es el sistema ideal para calentar y refrigerar viviendas, también en suministro de agua caliente sanitaria (ACS).